08 noviembre 2016

¡TODA PROMESA DEBE CUMPLIRSE!


Si nuestro actual carismático presidente, Mr. Obama, hubiera resuelto la situación migratoria que se comprometió realizar en los primeros cien días de su primer gobierno, hoy se hubieran añadido triunfalmente doce millones de votos para favorecer la candidatura demócrata, y aunque esta ausencia es lamentable actual realidad, y pesa en los hogares y el sentir de los mayormente afectados, es de esperarse que ahora nuestra nueva presidente y vicepresidente elegidos, Hillary Clinton y Tim Kaine, honren este compromiso de anhelada esperanza para el pueblo en general, en la primera semana de su segura victoria.

DAVID SERRATE PÉREZ