27 abril 2012

¡LA DOCTRINA QUE EMITE MI SER, FLUYE EN SU TRÁNSITO TRIUNFAL DESPEJANDO LAS TINIEBLAS!



A una reciente entrega de la Doctrina que emite espontáneamente mi Ser cuando, aclarando algunos conceptos expuestos por un determinado estudiante gnóstico, di esta inmediata respuesta: Más que simplemente entender, urge llegar a saber, mediante la experiencia propia, el inefable gozo de sentir la presencia y auxilio de nuestra Trilogía Inmortal.

Devino luego, el diálogo que sigue:
------------------------------
G:
Permítame seguir conversando con usted y hacerle algunas preguntas sobre el escrito que ha publicado en este muro y los comentarios que han ido surgiendo del mismo.

Vuestras palabras ciertamente desenmascara la actitud egoica en la que podemos caer los que por un entusiasmo pasajero y nada serio queremos convertirnos en mensajeros de esta enseñanza, o instructores o misioneros, como le llamen.