27 abril 2012

¡LA DOCTRINA QUE EMITE MI SER, FLUYE EN SU TRÁNSITO TRIUNFAL DESPEJANDO LAS TINIEBLAS!



A una reciente entrega de la Doctrina que emite espontáneamente mi Ser cuando, aclarando algunos conceptos expuestos por un determinado estudiante gnóstico, di esta inmediata respuesta: Más que simplemente entender, urge llegar a saber, mediante la experiencia propia, el inefable gozo de sentir la presencia y auxilio de nuestra Trilogía Inmortal.

Devino luego, el diálogo que sigue:
------------------------------
G:
Permítame seguir conversando con usted y hacerle algunas preguntas sobre el escrito que ha publicado en este muro y los comentarios que han ido surgiendo del mismo.

Vuestras palabras ciertamente desenmascara la actitud egoica en la que podemos caer los que por un entusiasmo pasajero y nada serio queremos convertirnos en mensajeros de esta enseñanza, o instructores o misioneros, como le llamen.


Mis preguntas son: 
¿Cuáles son los requisitos mínimos para sentir que por lo menos podemos colaborar en algo con la difusión de este conocimiento sin convertirnos en el eco de nuestra Memoria mecánica?

¿Cómo entonces debe darse en estos nuevos tiempos la enseñanza de Samael a los que por primera vez ingresan a estos conocimientos sin caer en “rancias y fétidas teorías, en celos dogmáticos, beligerancia, intolerancia y demencia febril” (Nota:entrecomillo esto último que fue tomado por G de algo que expuse en un anterior comentario. DSP)

¿Se debe dejar de lado todo lo que escribió Samael? Si no es así, que tomamos y que dejamos, de la enorme información que dejo S.A.W.? 

¿Cuál debe ser nuestra actitud frente a los muchos “nuevos maestros resurrectos” que han surgido por doquier y dicen tener la última palabra y piden que se les siga? Teniendo en cuenta que los recién llegados a las enseñanzas aun no tienen forma de diferenciarlos.

--------------------------------------
La consiguiente Doctrina que generó a este respecto mi Glorioso Ser, resultó de este modo:

Hermano G: Con gran entusiasmo aplaudo, tu buena Voluntad para dialogar, desde este mundo material, respecto a la esplendente Ciencia del Ultra, a la cual, lamentablemente y pese a largos años de teorización, pocos llegan a acceder, por falta de idónea vocación e irreprochable moral.

En primerísimo lugar debo decirte, y que quede totalmente claro, que IO ni digo ser el “Único” Resurrecto, ni quien tiene la "Última” palabra de la Sagrada Doctrina, y menos aún le pido a alguien diezmos o contribuciones, peor aún que me sigan, pues a quien le parezca y sea útil para su Iniciación cuanto enseña con su propia experiencia mi Ser, les brindo cuanto puedo, pero a la vez los freno amablemente, cuando quieren volverse simples vampiros que succionan la teoría, eludiendo la debida como enriquecedora práctica. 

Es bueno añadir a lo anterior, y a la vez preguntar a los que estérilmente deambulan por diferentes grupos y corrientes espiritualistas: ¿De qué valdría una enseñanza que asegure ciertos logros entre sus miembros, como en este caso alcanzar la Maestría, o el ingreso consciente a superiores dimensiones, si se cuestiona o niega como real sus efectivos resultados? ¿No sería una vileza del más execrable engaño e impropio de sus bases y fundamentos?

Dicho lo precedente, prosigo para responder tus inquietudes:

A la primera pregunta:
No hay mejor requisito para participar de la Sagrada Enseñanza, recibiéndola y entregándola simultáneamente, que haber comprendido, aceptar y practicar la purificadora Castidad de modo consciente y total.

A la segunda pregunta:
Si no se tiene aún un mínimo de Auto Gnosis, resultado de disciplinada y constante práctica, la Sagrada Doctrina, que no es exclusiva del Maestro Samael, hay que propalarla con entusiasmo tal cual se explica en las obras escritas por Seres Arquetípicos, como es el caso de nuestro Amado Patriarca.

A la tercera pregunta:
En base a mi anterior respuesta, y sintiendo aflorar siquiera un mínimo del despertar íntimo, hay que entregar la Sabiduría Celestial, partiendo de las elementales Obras del Maestro Samael, como son “Educación Fundamental” y “Las Tres Montañas”; avanzar con la dinámica trascendente de “Psicología Revolucionaria¨ y “La Gran Rebelión” para obtener el grado sumo del avance iniciático con “La Revolución de la Dialéctiica” y “Pistis Sofía Develada”.

A la cuarta y final  pregunta ya te di respuesta con mi previa aclaración, arriba descrita.

Espero haber resuelto tus inquietudes y expectativas.

¡DIOS ÍNTIMO SEA EN VOS POR SIEMPRE!

ARKAOM ZANONI PHIDLUZ, V.M.K. EL TAWA MANÚ .:. en Cuerpo Humano: DAVID SERRATE PÉREZ