23 octubre 2011

PARAR A TIEMPO LAS SAETAS

Estimada dama:


Le ruego que, antes de lanzar sutiles dardos en busca de notoriedad, y en presunta obra de orientación doctrinal dirigida contra un Ser que, por mientras, es claro que usted desconoce por completo, observe y analice, para averiguar quiénes son los cobardes agresores y la forma cómo lo hacen, para comprender la valiente acción que asumo para aclarar verdades y refutar infundios, jamás arrojando la primera piedra, pero sí deteniendo a tiempo las saetas agresivas, mismas que luego se tornan contra sus artífices.


Una cosa es el Amor Krístico, que es real, puro y maravilloso de quienes sí lo vivimos cotidianamente, y otra muy distinta la deformación hipócrita que estila la "aportación" mediumnímica propia del mal llamado "evengelio" según Allan Kardec que alucina a tantos desorientados, que hasta se toman en sus decires "fraternales poses" y "palabras jesucristianas" que no viven en los hechos.

Gran parte de la misión que cumplo "sin tocar trompetas" ni "sonar tambores", pues no me interesan los reconocimientos humanos, casi siempre ingratos y desabridos, se orienta a reunificar a la gran familia de Dios, independientemente de siglas o cacicazgos, y quienes se me oponen, son justamente los que, talvez sin advertirlo, sirven las muy sofisticadas estrategias del maligno, mismo que alienta el odio y la disensión, aún entre los más cercanos miembros de una familia o agrupación.



Si gusta tomarse el trabajo de averiguar mejor las cosas, la invito que acuda a su mentor que por supuesto no es Samael, por si aquél atina a aclararle la situación y así le evita a usted seguir cometiendo impropiedades e incongruencias.

CON VERDADERO AMOR KRÍSTICO
A.Z.F. V.M.K. EL TAWA MANÚ