22 diciembre 2010

FLORESCENCIA DE LA VERDAD COMO EMBLEMA DE GLORIOSA LUZ. MENSAJE DE NAVIDAD 2009.

Desde muy tempranas horas que preceden a las cotidianas y radiantes alboradas, diversidad de aves que rondan por los robustos y elevados eucaliptos de un parque público que tengo bien frente a la acogedora casita propiedad de mi hija Tenchy y que ahora me cobija en esta sub tropical ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, estas diminutas criaturas angelicales encantan con sus maravillosos trinares el Edén Terrenal que Dios Viviente ha dispuesto para el transcurrir de estos mis presentes días, y ya cuando asoman los húmedos atardeceres, declinando en parte las caniculares temperaturas propias de la entrada al verano austral, es el persistente croar de las ranas y el agudo como maravilloso silbido de los grillos, ambos de alto poder y resonancia transmutativa, quienes dan otra singular tonalidad a la especie de sinfonía natural que difunde el mágico entorno con el cual estoy siendo gratamente bendecido en la continua como progresiva Navidad que internamente disfruto, cuando por Leyes Supremas se opera esta reubicación existencial, misma que además de la trascendencia preestablecida desde el Altísimo con poderosas como positivas implicancias cósmicas y telúricas, me permite lograr una impulsora como integral re inyección nutriente, cual si de tomar un nuevo cuerpo físico se tratara, esto es, renacer maduro y despierto, sin experimentar propiamente ni la muerte física, menos aún volver a la retoma de Consciencia, toda vez que permanece activo en mi interior con todo su potencial vigente y expectativo, ese Don Celestial proveniente de mis particularizados Cuatro Reyes Magos que sin cesar glorifican y honran a mi Kristo Íntimo Xanón Zanoni, colmándome con sus apreciados presentes de inagotable como renovada Luz.




Un escenario geográfico familiar se presenta ahora ante mi vista física, cuando después de aproximadamente once años, estoy de regreso en la Tierra y los Cielos que me vieron nacer, donde el Agua y el Fuego, manifestados en la fusión de sus matrices originales, exponen con vigor de truenos rugientes y relampagueos centelleantes, el eterno maridaje unificador de los aparentemente opuestos elementos de la Naturaleza, cuyos reales fundamentos, pese a lo avanzado del cientifismo moderno, aún no es de su pleno conocimiento o de su absoluto dominio, toda vez que la especie humana mayormente dormida, tanto física como psicológicamente, desprecia y desoye las advertencias que como Madre Gea, nuestra morada material permanentemente trata de transmitirnos, para evitar que se desborden los calamitosos desastres que devienen por la persistencia terrícola de continuar cometiendo progresivos errores e inconscientes como aberrantes abusos anti naturales.

Se vuelve imperioso para la especie humana, tomar debida nota de la difícil situación que actualmente experimentamos en la acongojada Tierra, así como asumir con urgencia inaplazable, revolucionarias conductas que produzcan reales cambios y no simples rezos recurrentes, discursos líricos, payasadas o fraseología de insanos intereses demagógicos, para que de un modo veraz, podamos dirigirnos a un re encauce psicológico digno y capaz de vencer la tremenda conjura de los elementos desatados en calamitosos espasmos geológicos, como consecuencia de ser frecuente y despiadadamente atacada la naturaleza orgánica de nuestra morada terrestre, a tal grado que la auto defensa ya desesperada, asume extremadas reacciones, dejando recurrentes secuelas de muerte, pestes, destrucción y aflicciones múltiples.

Merced a específicos Laborantes que ejecutamos desde la materia física y en lo Interno la Suprema Obra en apología por la humanidad terrestre, naturalmente apoyados por Energías Súper maravillosas y elevadísimas del Absoluto Invisible, será posible aguardar y comprobar en breve, aunque parezca increíble e insólito, efectos atenuantes en beneficio de quienes así lo hayan comprendido y anhelado con real vehemencia y total sinceridad, pues esta sublime tarea la venimos ejecutando inclusive para rescatar algunas singulares Esencias que habían sido atrapadas desde ignotos tiempos y en remotísimos espacios y dimensiones, en las estructuras moleculares de ciertas conformaciones petrificadas en diversidad de universos de la siempre expansible Creación, forjando las condiciones materiales y espirituales para trascender con Amor y Caridad, Esperanza y Fe, las tremendas consecuencias karmáticas que hoy asuelan con redundante dramatismo colmado de dolor y llanto a las regiones periféricas, que como nuestra esfera terrestre, forman parte de los purgatorios existenciales.

Para superar las condiciones marginales mediante las cuales las especies se han auto excluido de la Luz, con todos sus catastróficos resultados, urge comprender y realizar la revalorización íntima que comienza con aceptar la Navidad que la amorosa Maga Elemental íntima dispone misericordiosamente en beneficio de cada Operante, y así se tenga la fortaleza y osadía para retomar con Voluntad y Constancia, de modo cotidiano mediante el Sagrado Eroar, el Paraíso Terrenal del cual se apartaron quienes habían dejado la Obra de Dios, y es que los bautizos de Agua, Fuego y Luz hacen de la materia física capaz de reconstruirse psíquicamente de modo periódico, mediante la idoneidad confirmatoria de los Misterios alcanzados y progresivamente Reencarnantes que en la Sagrada IGEOM se verifican regularmente cada cinco años, pudiéndose constatar que no es por simple antigüedad o derecho constituido que se acceda automáticamente a las glorias íntimas de la Realización, si no por intensidad, constancia y progresión en la equilibrada Revolución Consciencial, basada en sus cuatro inexcusables Fundamentos: Morir eliminando los egos, Renacer levantando los Cuerpos Solares, Realizarse llegando a la cúspide Piramidal y cumplir con entusiasmo y Amor la Misión Cósmica en pro de las especies retrasadas de los Universos, sin pedir o esperar nada a cambio.

Para lograr efectivamente esta portentosa hazaña, el Laborante sabio y prudente, hábil y activo, sensato y perspicaz, y sobre todo imbuido de gozosa Castidad, debe trascender oportunamente el establo que lo ha confinado a soportar las pestilencias del pecado, y no existe remedio más acertado, preciso e inmediato, que practicar la purificación consciente que surge del rechazo verdadero que se haga a los orígenes mismos de la caída original, que no es otra que la desdichada fornicación que tan claramente tipifica el Libro Tercero de las Sagradas Escrituras, esto es Levítico, cuando se refiere a las impurezas en el capítulo 15, versos 16 al 18 de la antigua versión según Casiodoro de Reyna, revisada por Cipriano de Valera, que estuvo vigente hasta antes de las reformas acaecidas desde 1960, constituyéndose desde entonces en francamente opuestas a la verdadera espiritualidad, toda vez que las legítimas Enseñanzas Doctrinales han sido aviesamente trastocadas.

Una de las causas matrices que impiden dar real solución a las nefastas influencias introducidas en la infra psiquis del enviciado fornicario, hombre o mujer, joven o adulto, casado, soltero, viudo o divorciado, a través de cada existencia material e inclusive extendiéndose ocasionalmente más allá de la muerte, es la permanencia del fornido cascarón mediante el cual anida y se desenvuelve su fatídico poder, y este envase muy ligado a la naturaleza corporal del deshumanizado animal intelectual no es otra que la temible personalidad que con vigorosa anti energía, asume las argucias y el poder de los más avezados egos, mismos que disfrutan las tropelías cometidas por el dormido e indolente transgresor de las Leyes Divinas, y que en los infra mundos portan como refinados dragones rojos y negros del Averno, sus ostentosas como prolongadas colas propias de los sutiles demonios enmascarados entre los reflejos y/o refracciones de distorsionada luz donde ufanos se pavonean con chispeante y diabólica intelectualidad.

De modo pues que ahora voy a dar por primera vez en el mundo material y de modo público la información y la práctica para eliminar el botellón donde se instala cómodamente la tan adorada personalidad de los dormidos, y con cuya práctica, si son auténticamente dignos y no simples mariposeadores, podrán con valor no exento de fatal peligro, destruir ese engendro que pretende sustituir al Ser, mimetizándose inclusive como buena y útil para la Iniciación, y mediante tal habilidoso accionar no son pocos los auto engañados que merodeando los Misterios Sagrados sin llegar a comprenderlos y menos aún a calificarlos, hacen de las suyas cometiendo diabluras al por mayor, entre las cuales abundan los plagios al Evangelio dicho y practicado por un auténtico Resurrecto, mientras cacarean suponiendo y alardeando de sí lo más sublime y calificado.

El Venerable Maestre Samael Aun Weor, con la extinción de su cuerpo físico que luego de tres días y medio de velatorio fue cremado dejando de ser Víctor Manuel Gómez Rodríguez, nos dio con ese su ejemplo la enseñanza directa para llevar a cabo la eliminación de la personalidad, pues con la muerte del cuerpo físico de un auténtico Iniciado, se destruye tal recipiente que al estar intacto, siempre será cabida de egos, por mucho que haya sido vaciado con anterioridad; pero el amado Gurú desencarnó en el intento de lograr una Suprema hazaña referida al Aeón Trece, pese al esfuerzo consciente que realizamos ante la Gran Ley Once Maestros de Trece que éramos requeridos, y entre los cuales fui el número Diez, quienes ofrecimos negociar a costa de nuestras propias vidas la permanencia del Bodhisatwa Reencarnado, y cuyo relato se lo comenté posteriormente a Osiris Gómez Garro, uno de sus hijos físicos, toda vez que de su familia directa sólo su yerno Tony Maldonado fue uno de los Operantes, cosa que hasta este momento en que lo divulgo, él mismo físicamente lo ha ignorado, aunque siempre lo ha presentido intuitivamente. 

Pues bien, la manera de vencer hasta a la misma muerte física en la disolución de la personalidad, que es su proceso natural cuando el Realizado ha limpiado a plenitud sus establos psicológicos, y desencarnando libera a su Pistis Sofía de los procesos karmáticos preexistentes, con la Fe puesta en el resultado triunfal, el procedimiento a realizarse es como sigue:

Cuando se presente en el ambiente una tormenta eléctrica poderosa, colmada de rayos y truenos y mejor aún si hay copiosa lluvia, siempre y cuando el Laborante se sienta merecedor de realizar esta práctica y estando con el estómago vacío, puesto en posición o mudra como ejecutando exactamente la misma Runa FA en dirección a donde se originan los estruendos y refulgencias, pidiendo ser alcanzado por tal poder para eliminar la personalidad, visualizando tal energía purificadora mantralice así: 

FFFFFFFFFIIIIIIIIISSSSSSSSS, FFFFFFFFFEEEEEEEEESSSSSSSSS, FFFFFFFFFOOOOOOOOOSSSSSSSSS, FFFFFFFFFUUUUUUUUUSSSSSSSSS, FFFFFFFFFAAAAAAAAASSSSSSSSS. 
IIIIIIIIINNNNNNNNN RRRRRRRRRIIIIIIIII, EEEEEEEEENNNNNNNNN RRRRRRRRREEEEEEEEE, OOOOOOOOONNNNNNNNN RRRRRRRRROOOOOOOOO, UUUUUUUUUNNNNNNNNN RRRRRRRRRUUUUUUUUU, AAAAAAAAANNNNNNNNN RRRRRRRRRAAAAAAAAA.

Inmediatamente en posición de Runa SIG y Espada en mano, cierre la Obra con tal Runa, diciendo cuatro veces: 

SSSSSSSSSIIIIIIIIIGGGGGGGGG ZZZZZZZZZAAAAAAAAAGGGGGGGGG.

Las dos primeras en equis, de izquierda a derecha y de abajo hacia arriba, y las dos siguientes en cruz latina, de Sur a Norte y de izquierda a derecha.

Quien tenga méritos triunfará en su cometido, sea desencarnando de ipso facto o fulminantemente, o mejor aún, quedará limpio y sin la botella en cuanto conserve esa materia, mientras que el falto de idoneidad, lo más probable es que desencarne sin beneficio alguno o que permanezca existiendo plagado de taras físicas y/o psíquicas y hasta rematadamente loco. 

A quienes les cause pavura lo que comento, mejor ni se aventuren a intentarlo, pues de antemano ya estarán descalificados, y para quienes tengan el valor y firmeza para ejecutar merecidamente esta singular proeza, tengan plena confianza, pues mi Ser da plena Fe de que sí se puede lograr tal objetivo, y de ahí en adelante, todas las sucesivas prácticas en ese sentido, serán de poderosas recargas energéticas y conscientivas, mismas que evitarán posteriores embotellamientos egoicos.

Ahora voy a relatarles en resumen lo que hace poco hice público y se encuentra disponible en los blogs de la Sagrada IGEOM que se hallan en línea, respecto a la transformación hecha en beneficio de la Esencia del Gran Ser de Luz BARKAOM ahora resucitado, labor que ejecutamos en conjunto y en lo interno mi Ser ARKAOM MANOA, SAMAEL BARAKIEL y el ARCÁNGEL ISRAEL, en concordancia con la develación que hago de PISTIS SOFÍA y en este caso referente al capítulo 62 que es igualmente el 143, cuando ahí se expone lo relativo a los Sagrados Signos de los Hijos de Dios, dando a conocer que para Honra y Gloria de JEÚ MIKAEL ABERAMENTHO, después de cinco prolongados meses y ardua labor purificatoria, se tuvo el exitoso resultado de la transformación revolucionaria del antes poderoso demonio Manmón que asolaba a la humanidad con el imperio del deshumanizado poder monetario, propiciando el descalabro social con el irresponsable consumismo insaciable que ha llevado actualmente a gran parte de la humanidad en toda la Tierra a sufrir sus nefastas consecuencias de desequilibrio y desorden generalizados.

Y esta obra de rescate consciencial que iniciara el Maestro Samael por la década de los 50 del siglo pasado, cuando operó la revolución del hasta entonces príncipe de demonios Belcebú, prosigue ahora cuando como les dije líneas arriba, mi Ser Interno, con el concurso asociado de otros Dos Gloriosos Seres de Luz, produjimos meses atrás, la restauración de la Esencia que tenía atrapada Manmón, y ahora estoy con pleno auxilio desde el Altísimo Inmanifestado, batallando con firme decisión e inquebrantable Valor Místico para lograr ya a punto, la puesta al servicio de la Luz de dos temibles energías diabólicas como son los demonios Yavé y Astarot, el uno que se halla mimetizado aquí mismo en Bolivia, y el otro en las proximidades de México, D.F., para tener como exitoso resultado en breve, Dios lo permita, la reinstalación de los Gloriosos Seres Celestiales, ahora en pleno levante hacia la Verdad del Absoluto, como son Jehová y Azaziel, para enseguida tener reconquistados también, al menos tres otras potencias del Averno y cuyos Seres claman por su pronta liberación.

Todo este reordenamiento de Energías y Supra Energías tienen como finalidad estar preparados y a tono con las grandes transformaciones que se avecinan, y es natural comprender que existe en lo interno tremendas batallas que se libran entre la Luz y las tinieblas, aquélla por acabar con las oscuras influencias de éstas, y a la vez estas últimas en su afán por mantenerse incólumes en sus tropelías.

Pero es bueno comprender y saber que todo se halla bajo el piadoso control de los Señores de la Luz, de modo que todos los adefesios y deformaciones que ahora se están dando como si fuera la moda de lo aberrante, atroz y soez, tiene su momentánea cabida y expresión, como el preámbulo del verdadero escenario de Luz que se tiene encaminado de acuerdo a Supremos Desideratos y para lo cual el rescate de las Energías que se mantenían aprisionadas en poder de los más nefastos demonios, está llegando a su conclusión, de modo que el influjo de Samas, Kamas, Rayas y Tamas con sus instrumentos orquestados en guerras, vicios, injusticias y plagas al por mayor, se transformarán en breve en armoniosos estados Sátwicos de Paz, Pureza, Justicia y Salud, virtudes que se harán palpables tanto en los cuerpos como en las Almas.

Para esta finalidad la Ley del caritativo 11 ejercerá su poder triangulando en sólidas bases ambas unidades dispuestas en equilibrados opuestos constituyendo el Sagrado Sello de Salomón o la Estrella de David, configurado este maravilloso símbolo del equilibrio entre lo masculino y femenino y entre lo material y espiritual dentro del Cero Radical del Absoluto, como emblema de la renovada Navidad que debemos experimentar los humanos en nuestro diario vivir.

Para que la rememoración de la gloriosa llegada del Niño Dios a la Tierra se celebre de modo apropiadamente trascendente, debe anidar triunfalmente en nuestro interior, independientemente de que hayan o no dispuestos y ornamentados bellos nacimientos y arbolitos iluminados, y en lugar de esperar regalos de los demás, y sin que sea exclusividad infantil, todos, absolutamente todos, hombres y mujeres, niños, jóvenes, mayores o ancianos, moros o cristianos, cultos o iletrados, blancos o negros, poderosos o humildes, regalémonos un espacio en nuestro corazón para recibir desde adentro esa voz del Salvador que amorosa y dulcemente nos llama a compartir las Delicias de ese Manjar Navideño que es nuestra Verdad, y mediante la cual somos libres y poderosos, pues es gracias a su efecto iluminador que haciéndose Luz entre las tinieblas se diluye todo temor, angustia, enfermedad, tragedia y hasta la muerte.

Navidad consiguientemente es armonía, paz, felicidad, plenitud, amor, belleza, triunfo, libertad, y lo más valioso la Luz Consciencial de nuestra Íntima Realidad que es Dios mismo hecho carne en nuestro Edén Espiritual.

Que estos dones de una eterna Navidad fulguren luminosos en vuestras gozosas vidas, aquí, ahora, siempre y en todo lugar.

¡Feliz Navidad, las 24 horas de cada día, los 7 días de cada semana, así como los 365 días de cada año, el de ahora, el próximo y todos los que Dios nos permita vivir!

Amén, Amén, Amén, Amén, y no dejen de amarse jamás.

AMOR Y SABIDURÍA REINEN EN VUESTRA ETERNA NAVIDAD:

A. Z. F., V. M. K. EL TAWA MANÚ, DAVID SERRATE PÉREZ 

UNDÉCIMO MENSAJE DE NAVIDAD, producido y entregado en SANTA CRUZ DE LA SIERRA, BOLIVIA, SUD AMÉRICA, SEDE SUPREMA ITINERANTE DE LA SAGRADA IGEOM, en fecha DICIEMBRE 22 del VERANO AUSTRAL, finales del año común 2009, DÉCIMO SEXTO DE LA NUEVA ERA ACUARIA.



PAZ INVERENCIAL.