05 diciembre 2010

ADVERTENCIA QUE DEBE TOMARSE SERIAMENTE EN CUENTA

Habiendo transcurrido 13 años desde el lanzamiento de mi primer Mensaje de Navidad, es bueno hacer recuerdo ante la conciencia pública de este su contenido, donde previne oportunamente al entregar claves ciertas, para optar con esperanza la posibilidad de trascender, mediante acciones de buena voluntad, el denso karma mundial, el mismo que persiste implacablemente  con todas sus calamidades existentes y que abarcan todos los órdenes, desde lo social y económico hasta lo geográfico y aún astronómico, verificados puntualmente y concordantes con antiguas como sabias profecías, y que atingen con sus fatales consecuencias ante la falta de respuestas válidas de la humanidad dormida, que pudo haber modificado los rigores de la inexorable Ley del Talión, pero que indolente prefiere acelerar la hecatombe auto destructiva que se reporta por doquier, cuando pareciera que se haya perdido la receta milagrosa que remedie tan desesperante situación.


Pese a ello, invoco a los pocos quienes puedan crear conciencia al respecto, reunir y forjar en coro universal, partiendo de todos los puntos cardinales de la Tierra y sin exclusiones de raza, credo o nacionalidad, invocando una súplica con real Fe ante el Altísimo para que se logre aminorar y trascender la triste realidad que en todo el mundo, hoy por hoy, lastimosamente experimentamos.

Es dado en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia a los 6 días del mes de Mayo en el año común 2010.

A.Z.F., V.M.K. EL TAWA MANÚ



Mensaje de Navidad 1997/1998
Melodía para la Estirpe de Belén



Encantadores arpegios descienden armonizadores y gloriosos desde las Regiones del Invisible para otorgar los efluvios del Pleroma Divinal a los Seres que, materializados entre las Humanidades, llegan a transitar de retorno a su origen por las escalas de la Luz, pudiendo así restaurar ese nexo que había sido disuelto desde la malhadada ocasión cuando las especies cayeron en perdición, ante el ímpetu voluptuoso e irrefrenado de la tentación pasional.

Superado ese traspié que no sólo detuvo la evolución humana, si no que además la precipitó por eones a las profundidades degradantes, el Ser re-encauzado despierta del sopor de las pesadillas que atormentan incesantemente a los transgresores, pues se encuentra ante un nuevo escenario de vida superior, donde aunque ignorado y hasta despreciado por las mayorías adormecidas, sin embargo redescubre desde su propio interior una fecunda vertiente de energías y sabiduría, que generosamente y con verdadero Amor comienza a verter por donde se encuentre, beneficiando a cuantos puede, aunque es corriente que en pago de su entrega desinteresada, deba inversamente cosechar calamidades e ingratitudes que llegan a lacerar al Alma misma, pues a mayor dedicación empeñada por un Iniciado prodigando el bien, éste es paradójicamente devuelto en inexplicable y sañudo odio. Y esta situación le ocurre por igual a un Resurrecto de ayer, de ahora o de mañana, pues no hay nada que más resienta a quienes se conducen entre las atrocidades tenebrosas, que un Salvador les proponga vuelvan a regenerarse.


Y pese a toda esta deshumanizada negación e indiferencia ante las bondades Celestiales, éstas se despliegan abundantes favoreciendo a todos cuantos, cansados de cargar las maldiciones del Paraíso perdido, quieran en verdad recuperarlo, teniendo en sí la potencialidad de alcanzar, tal como Jesús lo advirtiera a Nicodemus, el Nacimiento Segundo, esto es, la Navidad íntima, que no es un proceso de gestación exterior, sinó, más bien, el despertar de la potencialidad Krística, que antes adormecida por los errores cometidos en comisiones u omisiones culposas ocurridas a traves de los tiempos, espacios y existencias, resurge triunfalmente ascendiendo por la Columna Vertebral del paciente Laborante, cuando ha sabido domeñar a la bestia interior, misma que voraz antes consumía con la satánica fornicación, la Sustancia Primordial o Genética del Smén Sagrado, que es donde palpita aguardando la diaria Alkimia el Hijo de nuestras Obras, pudiendo de este modo resurgir de entre los muertos vivientes que por doquier deambulan, soñando que tienen vida e identidad, siendo mera legión de zombis.


Dicho lo anterior, se podrá entender con mayor claridad, que la Natividad es un proceso de labor superlativa que puede lograrse en la materia física cuando en conocimiento y resolución de la primera ecuación a la que debe someterse el aspirante de los Misterios del Ultra, previamente ha concientizado lo suficiente como para amar y defender a toda costa la Gracia, Pureza o Castidad de los Sabios, que nada tiene en común con las aberraciones antinaturales del celibato, y que por consiguiente, atesora el caudal Kristónico que luego será susceptible de someterse a la segunda ecuación, vencida la cual mediante la comunicación con los Querubines íntimos que sopesan la Energía, y llegando ésta a ser atestiguada como digna, recién puede acceder al ascenso por la Vara Transmutativa que conecta al Coxis con el Atlas, al Agua con el Fuego, la Tierra con el Éter, al Semen con el Cerebelo, al infierno con los Cielos, a Éfeso con Laodicea, a la materia con el Espíritu, esto es, el plomo de la humana personalidad reciclado como el Oro de la íntima Realeza Divinal; para quienes tengan entendimiento, esto significa trasponer el Estrecho de Gibraltar; vencer los límites comúnmente infranqueables del Non Plus Ultra.


Resulta que como consecuencia de la pérdida del Patrimonio Celestial, y padeciendo desde entonces las fatídicas situaciones de muerte, dolor, fatiga y miedo, la humanidad caída es portadora de un cuaternario inferior conocido en ultra biología como cuerpos físico, vital, astral y mental, condicionando sus actos mecánicos a la imantación de bajos designios predispuestos, que se manifiestan en el robotizado mortal como las antítesis del Thunupa, Prometeo o Kristo interior, y son los taimados detentadores del sistema que gobierna la materia de esta infra dimensión espacial, lejana como actualmente se halla de las regiones Heliónicas, siendo expuestos en el drama que le tocó experimentar públicamente al Adorable Jesús de Nazareth, como los desenmascarados traidores: Barrabás, Judas, Pilatos y Caifás, que a la vez son representaciones antropomórficas de la elemental naturaleza comprendida como azufre, sal, arsénico y selenio, debiendo los dos últimos ser reemplazados en seguida, por el acceso a la Ciencia Ultra potente de la Transmutación Alkímica, con el Mercurio y el Xiliun.


Dos son los minerales básicos o fundamentales que inicialmente debemos aprender a manejar con verdadera sabiduría, siendo a la vez la develación del solve et coágula del Pentagrama Gnóstico que se realiza particularizado como Hexakrisol (Suma de 49 Runas íntimas) en cada practicante que se levanta glorioso de las penalidades karmáticas, teniendo el azufre la capacidad fohática que se debe operar en la disolución continuada de una naturaleza egoica o Barrabásica entronizada en los individuos, pero que, y claro está, no es ni debe confundirse con la autenticidad del Ser Glorioso, el mismo que, como consecuencia de estar un Iniciado transformando los elementos perniciosos arbitrariamente alojados en su infra psiquis, nacerá paulatinamente en la humana forma con el auxilio de la Suprema Sal coagulante en el Bautizo con Agua, llegando a crecer en sabiduría y entendimiento a medida que vaya despoblando la multiplicidad del pesebre animal o Judásica forma embutida como se halla en su cuerpo de deseos, con el cual anteriormente se correspondía, lejos de portar una identidad propia o Solar.


Mientras que Barrabás representa a la organización diabólica que gobierna a las multitudes egoicas entre el nauseabundo ambiente del azufre mal empleado, ese mismo elemento elaborado adecuadamente, conduce a las aromáticas regiones de la Resurrección Mística que debe lograr todo verdadero Laborante de la Alkimia, teniendo así a su servicio todo el maravilloso caudal de poderes que esta celestial situación conlleva. Asimismo, si para el estado degradado la sal había permitido aumentar el grosero materialismo de la constitución animalizada del pecador, para el Operario de los Cielos que muda de las tinieblas a la Luz, una muy calificada estructura etérica de la Sal que tiene mucho en común con el Litio, otorga al Resurrecto el poder concentrador de la Energía Krhestus en la propia vitalidad humana, toda vez que Judas ha devenido transformado de morboso impulso fornicario que arroja el inservible producto de la traición, en la Prometeica Esencia estabilizada como particular Consolador en la mixtura sublimada del Segundo y Tercer Logos radiantemente materializada por la Gran Obra del Padre.


De este modo se hace evidente y comprobable íntimamente, la relación existente entre el Nacer y el Morir, o viceversa, pues es gracias a la muerte de los egos que puede allegarse a la Resurrección Mística el osado operante de la Erogenia, quien merced a este trascendental arte de sublime erotismo cumplido a diario, puede transitar simultáneamente las cuatro escalas de la Re-Evolución Espiritual que se despliegan ante sus posibilidades, y tal proeza se define como Morir eliminando los defectos en el Taqui Pacha; Resucitar como Hijo de la Luz o un Dos Veces Nacido en la región del Aka Pacha; Realizarse restaurando en sí la Trilogía Inmortal, siendo ya un Dhyani Bodhisatwa conquistador del Manka Pacha, y finalmente como un Ciudadano Consciente del Alax Pacha, descender con sus alcances Kumarásicos ante las especies rezagadas de los infinitos universos periféricos para favorecerles desarrollando la Misión Cósmica con el don de misericordiosa salvación que se les otorga según los correspondientes méritos existentes.
Así se tiene que el astral inferior o cuerpo de deseos, representado con Pilatos o el demonio de la mala voluntad, que teniendo entre sus manos la posibilidad de liberarnos mediante la noble Cruz, se deja dominar por las vociferantes manifestaciones de la legión egoica que constituye la depauperante acción del arsénico, y sin embargo, puede mediante la Voluntad Krística de ser Casto Perfecto, en pensamiento, palabra, obra e intenciones, operar el Mercurio Filosofal que le permite llegar a iluminar el Candelabro de Trece Luces, cuando en plena Cruz el sublime Eroar logra el cruce del Agua y el Fuego en auténtico Bautizo, rechazando las inmundicias del vinagre fornicario con el que languidece toda posibilidad Krística.


Finalmente el negro poder de la mente diabólica que sólo actúa al influjo de Manmón y Baal, esto es, riquezas y placeres pasajeros con los cuales se devalúa precipitadamente la infra humanidad, constituye el resquicio de la fortaleza de Caifás hoy disfrazada y reubicada ya no solamente en la gran mayoría de cultos, si no también arteramente camuflada y distribuida en cuarteles, gobiernos y sindicatos, con el descarado favor de casi la totalidad de sus instituciones, pero fundamentalmente aprovechada por los medios masivos de comunicación globalizados y dominantes, que medran escandalosa e impunemente la mayor porción de la torta disponible, esto es, los recursos públicos que en justicia y misericordia debería utilizarse en paliar la miseria generalizada en las naciones pobres del mundo, pues logran sus ruines inmoralidades a veces chantajeando, otras tantas saboteando, y cuando no, por lo menos incitando a la controversia, al odio, a la guerra y a la traición, mediante la invocación de supuestas deleznables lealtades nacionalistas, que son propias de los infiernos, y que naturalmente les proporciona pingües ganancias.


La íntima Navidad sólo puede lograrse ejecutando un claro rechazo a Barrabás, (Barrabás=Ir con la barra o la corriente que siguen todas las gentes dormidas) Judas, (Judas=Entregar la potencialidad de la juventud a descalificadores vicios) Pilatos (Pilatos=El deshumanizado poder que se complace en el engaño) y Caifás, (Caifás=Que tiene perdido el Ser, por lo cual, avergonzado, mantiene caído el rostro); atacados los cuatro enemigos del Magnus Opus, el Niño Kristificado podrá acceder a los dones que le otorgan los Cuatro Reyes Magos, quienes proviniendo de la Iniciación Real, esto es del Oriente Cósmico, celebran alborozados toda nueva encarnación ocurrida entre los Hombres de Buena Voluntad, y ante cuyo fasto majestuoso, los Ángeles Celestiales entonan al unísono los inmejorables arpegios que la ocasión amerita.


Estando a punto de que ingresemos al tercer milenio desde que naciera en la Tierra el Gran Salvador Jeshuá Ben Pandirá, posteriormente conocido como Jesús El Kristo o Jeú Mikael Aberamentho, es bueno que empecemos a modificar una serie de aberraciones en conceptos y prácticas, que han contribuido al fracaso y obsolescencia de casi absolutamente todas las mal llamadas religiones, mismas que con su infernal oficio, constituyen hoy la principal causa de odio inmisericorde y división entre los pueblos, por continuar obstinadas en absurdo e ignorante fanatismo adorando la muerte y el dolor con que se sacrificaron sus iluminados Arquetipos, precisamente para que se aprendiese a valorar la conquista de la vida y el gozo, haciendo que el Verbo habite triunfal entre los Hombres de Buena Voluntad.


Cuándo estará al fin el grueso de la humanidad en posibilidad de trascender el confusionismo por el cual también tropezó un impulsivo y recalcitrante discípulo de Jesús, cabeza y símbolo de quienes detentan plagiariamente la Esencia Gnóstico-Esenia del Kristo, pues fue precisamente Pedro quien aún falto de luces, y negando al mismo Señor íntimo en pensamiento palabra y obras, peca también en intenciones al carecer de la Voz Interior o el Poder de GAIO, acusando infundadamente al cuarto Rey Mago que el mezquino oscurantismo reinante en los poderes de este mundo, prosigue pretendiendo desconocer, pues es exactamente Simón el aventajado Maestro que, no obstante saber adorar al Niño de Oro de la Alkimia, despliega caritativo "tijitli" con el beneplácito de los Cielos y la aquiescencia del Salvador, en un minucioso peregrinar entre los enfermos de cuerpo, mente y alma esparcidos por los cuatro puntos cardinales de la Tierra, otorgándoles la correspondiente curación, a fin de que salgan de sus miserias materiales y se alleguen gozosos a los Tesoros que la Navidad íntima dispensa.


Aquí se hace pertinente replantear ciertos hechos ocurridos internamente, y por los cuales, por simple obsecuente militancia clerical, yerra piadosamente el mismísimo Dante Alighieri, denominando en su "Comedia" como Simoníacos o discípulos de Simón, a quienes piadosos descienden conscientemente hasta las profundidades infernales para intentar rescatar la energía ennegrecida de la Sustancia Primordial, siendo éste precisamente el revolucionario accionar del Cuarto Pacha o Kristo Rojo en esperanzadora labor de auxilio a la Humanidad. De esa misma imprecisión, se vale el propio Samael aún en proceso, dada su condición de Samas, infiriendo ser negativo se le beneficiara oportunamente con especiales pases magnéticos al bajo vientre, exigiéndosele pureza extrema en el Nombre de la Suprema Piedra o Pedro Iniciador, antes de pretender invocar el Sagrado Signo del Kristo, ante cuya potencia no puede resistir ningún brujo nigromántico, debiendo desaparecer antes que ser totalmente fulminado, lo que claro está, no sucedió con Simón, quien con serena severidad en una determinada circunstancia, amonestó al entonces incipiente Samael, el mismo que posteriormente se convertiría en el máximo exponente de la Era respecto a la Ciencia Regeneradora. Qué pena que don Víctor Manuel sucumbiera antes de aclarar estos entuertos, pues su ya calificado y maduro Verbo, en los momentos de sus máximas glorias como Samael Aun Weor, daba efusivos vítores públicos a la dignidad del Kristo Rojo.
Aclarada tan engorrosa situación que a no pocos confunde, y con el propósito de auxiliar a los sinceros aspirantes del Nacimiento interior, doy a continuación algunos Decretos que deberán calar en la Consciencia tanto particular como colectiva, pues a medida que los vayan pronunciando frecuente como disciplinadamente, producirán un verdadero auxilio en favor no sólo de quienes los ejecuten adecuadamente, sinó que además brindarán un circuito de poder energético concentrado que impulsará el desarrollo espiritual y aún físico de las regiones donde esta potencialidad mántrica se lleve a efecto, y es mi anhelo que esta Corriente de Luz trascienda sin fronteras por todos los ámbitos de nuestra querida Tierra para extraerla de las profundidades que es hasta donde los demonios actualmente la tienen refundida.

No disponiendo de recursos materiales para ofrecer, y esperando sea del mayor beneficio posible para la Humanidad, les entrego los siguientes Dones que emite mi particular Navidad:


Al inicio de cada jornada, con infinita Fe y verdadero Amor por la Humanidad, se deberá decir:


Que alcance equilibrio la Madre Natura
pudiendo los Seres unirnos un día
colmados de Luz festejar la Armonía
gozando las Almas suprema Ventura.


Antes de comenzar una Oración o cualquier práctica iniciática, se debe decir con gran fervor:


Gloria al Signo Bendito impronunciable
cuyo Magno Misterio ha descendido
otorgando a los Seres trascendidos
Verbo Luz que conduce al Adorable.



Al concluir toda práctica, con verdadera convicción se debe decretar así:

En Mí brilla el Gran Tesoro realizado

fluye regio su Magnífico torrente
cuya Mágica Letra en son silente
diome al Ser y me hallé resucitado.


En momentos de dolor, temor, tristeza, soledad, u otras angustias de la vida, se deben contrarrestar estas situaciones, diciendo con vehemencia:


Salud gozo en mi Madre Bendita;
Omnisciencia en mi Padre Glorioso;
Plenitud en mi Kristo Amoroso,
Dios en Mí que Virtudes suscita.



Asimismo, también he compuesto unos breves pero poderosos Himnos, que deberán entonarse con gran fervor, así:


Acción de Gracias por cada nuevo Día


El Sol nuevo Día despierta
su Amor a los frutos madura,
feliz, luminosa y experta
renace la Madre Natura.


Acción de Gracias por la diaria Nutrición


Alegres las Almas alcemos
por estos Benditos Nutrientes
y al Cielo las Gracias brindemos
gozando sus Dones ingentes.


Acción de Gracias por el Día transcurrido


La noche ha llegado serena
Urania ya luce estrellada,
el Ser me brindó Vida Plena
Su Luz se halla en Mí Realizada. Aom…


Finalmente quiero pedirles a mis Hermanos que son toda la Humanidad, a la vez me obsequien con sus Promesas ante el Altísimo Impronunciable, para poderse despojar de falsas imágenes que aún tienen crucificado y doliente al Señor del Perdón, aprovechando las bondades que Su Sacrificio implica, y así forjemos interiormente, cada Uno de Nos y Erogenia de por medio, la Iglesia del Amor y de la Alegría, que es fundamento cierto de auténtica Navidad.


Asimismo, quiero aprovechar aquí de hacer pública y clamorosa impetración dirigida a la Reina Sofía de España, buscando su apoyo para poder multiplicar al máximo la transmisión del Mensaje Revolucionario del Salvador Jesucristo contenido en la gloriosa Enseñanza revelada en su monumental Libro: "PISTIS SOPHIA", y lo digo así en los siguientes cuatro versos:


Si por Católica y generosa
Isabel a Castilla inmortalizó,
con Sofía desde su Hélade ortodoxa
redescubra el mundo al Señor que le libertó.


Con los más sinceros augurios de evolución íntima para todos los Hermanos esparcidos en las diferentes parroquias iniciáticas existentes en la Tierra, envío este mi Mensaje de Navidad 1997/1998, titulado "Melodía para la Estirpe de Belén". Agradeceré a quienes quieran y puedan, hacerme el favor de retransmitirlo abiertamente a donde consideren conveniente. Si así lo estiman procedente, espero también sus comentarios, aún sean disímiles y hasta contrapuestos, pues me dará gusto poder aclarar lo que fuere menester. Un gran abrazo fraterno y un esperanzador hasta siempre.

Con infinita Esperanza en la Salvación de las Especies, PAZ INVERENCIAL:
V.M.K. Arkaom Zanoni Phidluz, El Tawa Manú;
por la materia: Dr. David Serrate Pérez


MENSAJE DE NAVIDAD 1999/2000 DEL V.M.K. A.Z.F. EL TAWA MANÚ
RENACER ÍNTIMO: UN DON DEL PARAÍSO CELESTIAL

Extracto de este Mensaje:
Es por esta suprema razón que para clarificar y definir adecuadamente lo que es propiamente Iniciático, se hace imperioso de una buena vez y para siempre, deslindar toda conexión que anteriormente haya existido, al menos lingüísticamente, entre lo Celestial y el actual degenerado esoterismo, cuyo vocablo hoy socorrido mayormente por Drogadictos, Pervertidos Sexuales y Nigrománticos en una infinidad de ramificaciones pseudo espirituales, confunde a las mayorías de condición dormida; de igual modo se debe advertir a quienes realmente les interese ser versados en la propiedad idiomática, a la vez que evitarse caer en crasos errores, que la Magia es, ha sido y será siempre relativa a la Luz, mientras que la Brujería, corresponde inequívocamente a lo Diabólico e Infernal; de modo que subrayo y enfatizo: No puede haber Magia Negra, menos aún Brujería Blanca. Asimismo, y toda vez que ha llegado el momento y la oportunidad de corregir entuertos generalizados o puestos de moda, sostengo que las obras ejecutadas con los Átomos Elementales de la Naturaleza en toda Teurgia o Taumaturgia, son auténticas operaciones iluminadoras, terapéuticas y trascendentes, no teniendo nada en común con las adiciones narcófilas de tantos desviados mentales o trastornados psíquicos que, bajo el pretexto de rescatar lo vernacular y folklórico, tozudamente pululan a diestra y siniestra en este atormentado "Valle de lágrimas".

V.M.K. A.Z.F. EL TAWA MANÚ