09 septiembre 2009

SIRENA

Por David Serrate Pérez

Sembrados de engastes preciosos
tus vestidos deslumbran “San Carlos”
mas, tu estro y belleza, armoniosos,
todo Nápoles acude a exaltarlos.


Interpreta tu Voz el Encanto
que Pisani produjo en “Sirena”;
sólo es dable escuchar con tu canto
esa mezcla de gozo y de pena.

Relaciónase el triunfo de tu Arte
-criatura de aéreas cadencias-
con Virgilio que vino a entregarte
del Empíreo Misterios y Ciencias.

Exquisita, sencilla y afable
superiores designios te esperan;
tus candores disputa el vil sable
y tú, impávida, impides que mueran.

¿No están preparados tus labios,
tus dones, ternuras y arrullos
para quien te descubre los sabios
anhelos que aún son capullos?

Amor que antes nunca sentiste
palpita en tí dulce Viola;
¡Cuán dichosa a Zanoni rendiste
elevándote Andrógina en su Aureola!...